Deliciosas Recetas de Galletas Sin Azúcar para Niños: ¡Disfruta con tu Familia!

  1. Saca la mantequilla de el frigorífico a fin de que se ablande a temperatura ámbito.
  2. En un tazón grande, añada la mantequilla y el azúcar moreno. Revuelve bien con una cuchara hasta el momento en que poseas una mezcla traje.
  3. Añade el huevo y regresa a combinar.
  4. Lava el limón y ralla algo de la piel en el bol. Añade asimismo la harina de maíz y revuelve hasta el momento en que se mezclen los elementos. En el momento en que no logres seguir con la cuchara, amasa con la mano.
  5. Alargue la masa con un rodillo sobre una área plana y use un cortador de galletas para recortar las galletas. Si no tienes un cortador de galletas, puedes recortar la masa en cuadrados con un cuchillo.
  6. Precalentar el horno a 180ºC
  7. Poner las galletas separadas unos 2 cm sobre una bandeja forrada con papel de horno. Puedes decorarlos realizando unas fabricantes con las puntas de un tenedor.

  8. Introduce la bandeja en el horno calentado anteriormente y enhorna a 180º a lo largo de 12 minutos.
  9. En el momento en que estén dorados, sácalos del horno, déjalos enfriar y ¡tu hijo se los puede comer!
  • Tu hijo siempre y en todo momento debe comer galletas bajo supervisión y sentarse derecho mientras que las come. Es preferible aguardar a que tengan 8 meses para dárselos, en tanto que ahora tienen mucho más aptitud de capturar y masticar.
  • Asimismo puedes llevar a cabo la receta con avena y media avena.
  • Si deseas hallar un plus de gusto asimismo puedes añadir canela y ralladura de naranja.
  • Como es una receta con azúcar tienes que tratar estas galletas como un alimento inusual, no puedes comerlas en todo momento, todos y cada uno de los días.
  • Si a tu bebé le agradan, te animamos a evaluar mucho más recetas de galletas hogareñas para bebés.

De qué forma llevar a cabo galletas de avena y plátano

  1. Machaca los plátanos con un tenedor hasta conseguir un puré despacio.
  2. Si lo quiere, añada uno o mucho más elementos opcionales al puré de plátano: puré de semillas de girasol, puré de almendras o pasas.
  3. Añade los copos de avena y mezcla bien.
  4. En una bandeja de horno cubierta con papel de horno, arroja porciones de masa y extiéndelas levemente para llevar a cabo una galleta. Cuanto mucho más delgadas sean, mucho más limpias van a ser. Si los elige suaves, hágalos mucho más gruesos.
  5. Hornear a lo largo de unos 15 minutos a 180 grados.
  6. En el momento en que las galletas estén doradas, sácalas del horno y espera a que se hayan enfriado poco antes de comerlas.
  • Son tan simples de lograr que aun los pequeños mayores tienen la posibilidad de llevarlo a cabo. Los pequeños de 2 años gozarán mezclando el plátano y la avena con las manos.
  • Se tienen la posibilidad de preservar a lo largo de 1 o 2 días en un envase hermético a temperatura ámbito o en el frigorífico. Asimismo puedes congelar la masa antes de hornear para hacerla otro día.
  • Puedes substituir el plátano por 400 g de compota de manzana sin azúcar añadido.
  • Si a tu bebé le agradan, te animamos a evaluar mucho más recetas de galletas hogareñas para bebés.

Galletas saludables para bebés

Una receta saludable, simple y exquisita para tu bebé. Con solo 2 elementos y sin azúcar.

Estas galletas son muy prácticas si tu hijo es intolerante al gluten, pero quedan muy ricas y proseguirán siendo como ellos si lo acepta bien.

Galletas saludables para bebés

Una receta saludable, simple y exquisita para tu bebé. Con solo 2 elementos y sin azúcar.

Estas galletas son muy prácticas si tu hijo es intolerante al gluten, pero quedan muy ricas y proseguirán siendo como ellos si lo acepta bien.

sanitas, sanitas

  1. Batir la yema con la leche y la cucharada chica de azúcar.
  2. Añadir el aceite y la vainilla. Combina todo bien.
  3. Añade los elementos secos: avena, harina y canela. Se formará una masa blanda. 4. Llevar a la heladera por media hora.
  4. Estirar la masa con un palito, a fin de que no quede bastante fina. Recortar con un cuchillo o cortador de galletas. Les di forma de rectángulos, que semejan mucho más cómodos de agarrar para el niño. Las hice pequeñas pues ella todavía desaprovecha bastante (se le cae, no la adquisición, etcétera.), conque así cambio la galleta de forma frecuente si ella lo pide, y no desperdicio tanto.
  5. Ponlo en un plato y enhorna a lo largo de diez minutos a fuego medio. Se tienen la posibilidad de guardar en un frasco a lo largo de por lo menos diez días.

Fuente: Tomé la receta del blog de Gabriela Saddakni, la que sugiero a quienes procuran recetas saludables para pequeños.